2010

Categoría Científica y Tecnológica

Dr. Luis Rafael Herrera Estrella
Ganador del Premio Luis Elizondo 2010, en la categoría Científica y Tecnológica

El Dr. Luis Rafael Herrera Estrella nació en la ciudad de México, el 21 de junio de 1956.


En 1978 obtuvo el título profesional de Ingeniero Bioquímico en la Escuela Nacional de Ciencias Biológicas del Instituto Politécnico Nacional, de la Ciudad de México. En 1980 obtuvo el grado de Maestro en Genética y Biología Molecular, en el Centro de Investigación y Estudios Avanzados (CINVESTAV) del propio Instituto Politécnico Nacional.


En 1984 obtuvo el grado de Doctor en Genética Vegetal en el Departamento de Genética de la Universidad Estatal de Gante, en Gante, Bélgica; y en la misma universidad realizó estudios posdoctorales de 1984 a 1986.

De 1980 a 1981 trabajó en el Departamento de Biología Molecular de la Universidad Nacional Autónoma de México, en el Laboratorio del Dr. Francisco Bolívar. De 1986 a 1997 fue Jefe del Departamento de Ingeniería Genética de Plantas del CINVESTAV, Unidad Irapuato, del Instituto Politécnico Nacional. De 1998 a 1999, en su receso sabático, trabajó en la Estación Experimental de Long Ashton, del Departamento de Ciencias Agrícolas de la Universidad de Bristol, en Gran Bretaña. De 2001 a 2005 fue Director del CINVESTAV, Unidad Irapuato, del Politécnico Nacional.

Actualmente es profesor titular “F” y Director del Laboratorio Nacional de Genómica para la Biodiversidad, del CINVESTAV, Unidad Irapuato, del Politécnico Nacional.

El Dr. Herrera Estrella es miembro del Sistema Nacional de Investigadores, en la categoría de Investigador Nacional Nivel III desde 1989. Entre los premios y distinciones obtenidas por él se cuentan los siguientes:

• El Premio Internacional Minouri and Ethel Tsutsui, concedido en 1984 por la Academia de Ciencias de Nueva York, de Estados Unidos, por haber elaborado la mejor tesis de doctorado en Biología en el nivel internacional.

• El Premio Javed Husain, que le otorgó la UNESCO, con sede en Francia, en 1987, por ser el mejor investigador joven en el área de biología.

• El Premio de la Academia de la Investigación Científica de México en Ciencias Naturales, que le fue otorgado por la Academia Mexicana de Ciencias en 1989 por ser el mejor investigador de menos de 40 años de edad.

• La Medalla de Oro, concedida en el año 2000 por la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual, con sede en Suiza, por ser uno de los tres investigadores más destacados de México.

• El Premio Nacional de Ciencias y Artes 2004, otorgado por la Presidencia de la República Mexicana, por sus contribuciones científicas.

El Dr. Herrera pertenece, entre otras asociaciones, a la American Society of Plant Biology, de Estados Unidos; al Consejo Científico del Donald Danforth Plant Science Center, con sede en San Luis Missouri, Estados Unidos; a la Academia Mexicana de Ciencias; y a la Academia de Ciencias del Tercer Mundo, asentada en Trieste, Italia.

De sus trabajos de investigación, centrados en la modificación de plantas con técnicas de la ingeniería genética, han surgido 7 patentes en diversos países del mundo; 118 artículos científicos publicados en revistas internacionales; 44 capítulos de libros editados en Estados Unidos, México, Gran Bretaña, Alemania, España y otros países; y tres libros sobre su especialidad. Sus trabajos de investigación han sido citados más de 4,600 veces por investigadores de muy diversas instituciones del mundo. Como maestro e investigador ha dirigido 13 tesis de licenciatura, 8 de maestría y 28 de doctorado.

Por su amplia e importante labor de investigación científica en el área de la genética vegetal y por los logros obtenidos, el Dr. Luis Rafael Herrera Estrella se ha hecho acreedor al Premio Científico Luis Elizondo 2010.

 

 


Categoría Humanitaria para Agrupaciones Estudiantiles

“Creciendo con Zaragoza, Nuevo León”,ganadora del Premio Luis Elizondo 2010, en la categoría Humanitaria para Agrupaciones Estudiantiles



La agrupación estudiantil “Creciendo con Zaragoza, Nuevo León”,
surgió cuando un grupo de alumnos del Campus Eugenio Garza Sada del Tecnológico de Monterrey –concentrado en la enseñanza de nivel de preparatoria– visitó el municipio de General Zaragoza para realizar una investigación de campo como parte del curso “Estructura
socioeconómica de México”.

Los alumnos participantes regresaron muy comprometidos con las comunidades visitadas y empezaron a buscar opciones para apoyarlas.


Durante los primeros años de su actividad, la agrupación realizó visitas a Zaragoza para llevar alimentos, ropa y libros. Los alumnos aprovechaban estas visitas para aplicar encuestas, hacer diagnósticos de higiene y salud, casa por casa, y platicar con los habitantes de la comunidad para identificar maneras más formales de apoyarlos.

Actualmente, el grupo –que recibe asesoría de dos directivas del Campus Eugenio Garza Sada y de otros profesores del Tecnológico de Monterrey– está conformado por alrededor de 70 estudiantes de preparatoria y de profesional. La operación es coordinada por una Mesa Directiva –integrada por ocho estudiantes– que se renueva anualmente por votación entre los miembros del grupo.

La misión actual del grupo es: “Con fundamento en la misión del Tecnológico de Monterrey, promover la participación de nuestra sociedad, en general, en el fomento del desarrollo integral de las poblaciones dispersas más necesitadas de General Zaragoza, Nuevo León, procurando que sus habitantes formen parte activa de su propio desarrollo.”

Las actividades del grupo se llevan a cabo a lo largo de tres ejes:

1.Salud y nutrición, en el que se pretende lograr el desarrollo y crecimiento físico integral de los niños y brindar una mejor calidad de vida a los adultos mayores mediante una buena alimentación. En este eje se ha logrado censar al 51% de la población de niños y adultos mayores. Con el programa de alimentación Nutretec, iniciado en 2005, se atiende actualmente a 31 niños con desnutrición severa; mientras que con el programa de nutrición VidaTec, iniciado en 2008, se beneficia actualmente a 15 adultos mayores. Asimismo, se instruye a la población en primeros auxilios, higiene bucal y salud reproductiva.

2. Educación, en el que se imparte un programa educativo compensatorio para combatir el analfabetismo y fomentar un aprendizaje de calidad. Esta labor se lleva a cabo en coordinación
con el Consejo Nacional de Fomento Educativo (CONAFE). Actividades importantes en este renglón son la asesoría y capacitación que se ofrece a los instructores comunitarios de esa
institución, con sede en Zaragoza; la preparación de alumnos y maestros para la prueba Enlace; los talleres para promover la lectura en los alumnos de primaria; y la creación de la biblioteca de CONAFE y un centro de cómputo para uso de los instructores.

3. Desarrollo económico, en el que se tiene como meta reactivar la economía de la región mediante la comercialización de sus productos. Este aspecto comenzó a atenderse en 2009 con una prueba piloto consistente en entregar a 15 mujeres de la región el material necesario para la fabricación de bolsos bordados que se planea vender en Monterrey.

Las actividades de este grupo se centran en las comunidades La Encantada, Tepozanes, La Siberia y El Refugio, del municipio de Zaragoza, que reciben tres visitas –de entre cuatro a siete días cada una– al año: en invierno, en Semana Santa y en verano. En esas visitas, los alumnos llevan a cabo actividades relativas a la salud, a la educación y al desarrollo económico, para las que se han preparado a lo largo del año.


Para el desarrollo de sus actividades, la agrupación se apoya en donativos de empresas y de personas físicas, tanto en efectivo como en especie, y en las ganancias obtenidas en los eventos sociales, culturales y deportivos que realiza para este fin.

Por la importante labor que el grupo “Creciendo con Zaragoza, Nuevo León”, lleva a cabo en favor de las comunidades dispersas de ese municipio, el Patronato del Premio Luis Elizondo le ha concedido el Premio Luis Elizondo 2010 en la Categoría Humanitaria para Agrupaciones Estudiantiles.

 

 

Categoría Humanitaria

Agrupación George Papanicolau, A. C.
Ganadora del Premio Luis Elizondo 2010, en la categoría Humanitaria

La Agrupación George Papanicolau, A. C., fue fundada en 1984, en Hermosillo, Sonora, por un grupo de mujeres, encabezado por Aída Isibasi de Hodgers, cuyo marido había muerto de cáncer el año anterior.

A este grupo se unieron desde su fundación reconocidos médicos, como el Dr. Miguel Inguanzo Varela e importantes filántropos de la ciudad, como don Enrique Mazón López.


Las primeras metas de la Asociación fueron crear un banco de medicamentos oncológicos, dotar a la ciudad de una Unidad de Radioterapia y construir un albergue para alojar a los pacientes foráneos.

Al albergue se le dio el nombre de Dora Alicia Mazón de Molina, hija de don Enrique Mazón, también fallecida a causa del cáncer.

La misión de esta agrupación es: “Disminuir la incidencia y el desarrollo del cáncer en la comunidad, a través de programas de prevención y de apoyo con tratamientos oncológicos dirigidos primordialmente a personas de escasos recursos que no cuentan con los servicios de la seguridad social.” Es también parte de la misión: “Fortalecer el crecimiento personal y espiritual de quienes trabajan en la agrupación y lograr, así, que las nuevas generaciones gocen de una mejor calidad de vida.”

Por otra parte, la visión de este grupo para el futuro es: “Brindar servicios de alta tecnología en los módulos para la detección oportuna de cáncer que tiene la agrupación, con personal especializado en las áreas médica, social y técnica; así como promover la investigación y la educación sobre el cáncer y su detección oportuna.


Son objetivos de la asociación prevenir y detectar oportunamente el cáncer cervicouterino, mamario y de próstata; y gestionar tratamientos a quienes padecen cualquier tipo de cáncer, especialmente a quienes no cuentan con los recursos necesarios.

La asociación cuenta con un módulo para la detección oportuna del cáncer cervicouterino, mamario y de próstata. En este módulo se atiende diariamente a 50 mujeres que acuden a realizarse el examen Papanicolau y la exploración mamaria. Estos servicios tienen una cuota de recuperación de cien pesos, pero son gratuitos para quienes no pueden cubrir el costo. A los varones mayores de 45 años que requieren un examen de próstata se les atiende, con previa cita, un día de la semana. Los responsables de estos servicios son médicos especialistas, que cuentan con el apoyo de personal de enfermería.

Desde su fundación hasta en la actualidad la asociación ha dado servicios a 1,582,757 beneficiarios de los cuales proporcionó servicios de diagnóstico a 364,244 mujeres y a 1,472 hombres. En ese mismo periodo, la Agrupación brindó tratamientos a 8,808 pacientes de 26 tipos de cáncer, 3,500 de los cuales fueron de mama.

La Agrupación George Papanicolau, A. C., cuenta también con una unidad móvil para la detección de cáncer cervicouterino y mamario, con lo cual sus servicios se otorgan en muchos lugares del Estado de Sonora.


Otra de las actividades de esta agrupación es atender a pacientes que están decididos a dejar de fumar, pero que requieren, para ello, de apoyo profesional. Estos servicios se dan en la Clínica contra el Tabaquismo “Aída Isibasi de Hodgers”, que fue inagurada en mayo de 2007.

La agrupación cuenta con un numeroso grupo de voluntarios, que reciben periódicamente capacitación sobre diversos temas entre los que destacan el cáncer, las estrategias de prevención, la nutrición las relaciones humanas y el liderazgo. Desde su fundación la asociación ha ofrecido 400 cursos y talleres de esta naturaleza.

Una de las funciones de los voluntarios es dar apoyo a los pacientes por medio de visitas a sus hogares, al hospital y al albergue “Dora Alicia Mazón de Molina”. En estas visitas los voluntarios acompañan a los pacientes con palabras de aliento y los exhortan a continuar sus tratamientos; asimismo, les brindan los servicios relacionados con su enfermedad o su rehabilitación que requieran. Estos voluntarios han realizado alrededor de 3,000 visitas en 24 años de trabajo.

Para llevar a cabo sus fines, esta agrupación cuenta, además de los pagos que recibe por sus servicios, con un grupo dedicado a la procuración de fondos por medio de la organización de eventos para ese fin, campañas de redondeo en diversas empresas y donativos directos de personas físicas y morales. Los fondos obtenidos por los pagos recibidos por los servicios que presta la asociación representan el 20% del total de los ingresos.

Por la encomiable labor que la Agrupación George Papanicolau, A. C., ha llevado a cabo en el Estado de Sonora durante 26 años, se ha hecho merecedora al Premio Luis Elizondo 2010, en la Categoría Humanitaria.